La vía de acceso entre Masisea y la comunidad nativa de Caimito, que se extiende a lo largo de 34 kilómetros, viene siendo refaccionada mediante un convenio interinstitucional entre la Municipalidad Distrital de Masisea y la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo. Viendo el avance de la obra, el presidente del comité de gestión del Área de Conservación Regional Imiría, Omar Abensur, se apersonó hasta las ofi cinas de Diario Ímpetu para pedirle al alcalde provincial Antonio Marino que no se olvide del caserío Bella Flor. Según dijo Abensur, la obra que inició en agosto de este año va bastante bien; pero, hay un punto que no fue considerado en el mismo, el acceso al caserío Bella Flor, una entrada de la cual Elmer Vásquez, exagente municipal, señala que faltan siete de los doce kilómetros de acceso a Bella Flor ya que cinco kilómetros se encuentran en regular estado de conservación. Por su parte Julián Rengifo, actual agente municipal de Bella Flor, declaró “Nosotros necesitamos el acceso porque la mayoría de los moradores somos agricultores de plátano, yuca arroz, Sacha Inchi, cacao. Necesitamos poder salir más rápido a Masisea” asimismo señaló que se podría aprovechar que las maquinas aún están en la zona para llegar hasta su caserío. Abensur indicó que el presupuesto solo está para la vía Masisea – Caimito y que para ingresar a Bella Flor, los trabajadores les habrían indicado que es necesario un ofi cio para solicitar un nuevo presupuesto que permita el mantenimiento de la vía de acceso en cuestión. El caserío Bella Flor se encuentra a la espera de una decisión política que les permita una vía adecuada para sacar sus productos y una salida rápida en caso de emergencia. F. GONZÁLEZ POLAR

Comentarios