A finales del 2015, Gunter Adriel Durand Flores, en ese entonces de 8 años de edad sufrió un accidente mientras se bañaba en una de las playas de Bretaña, un bagre le picó en el pie. Este accidente pudo haber sido una cuestión menor de no ser por el hecho que Gunter adquirió en ese momento la bacteria clostridium, causante del tétano. Esta bacteria avanzó rápidamente haciendo que tuvieran que trasladarlo hasta Loreto.

Luego de siete meses críticos y al no notar mejoría Gunter fue traído a Pucallpa a mediados del año pasado en donde, debido a la desnutrición crónica que padecía, fue derivado a Lima hasta fi nes del 2016 cuando le dieron el alta médica y lo regresaron a Pucallpa en donde no ha podido mejorar su estado de salud.

Leontina Flores es la madre de Gunter, quien hoy tiene 10 años, recuerda esos momentos “Esto ocurrió en Bretaña, por el Puinahua. Tiene dos años que está en ese estado.

El tétano le afectó los nervios”. La situación económica que atraviesan los padres de Gunter no es la idónea ya que con tres hijos más y los gastos del pequeño Gunter, llegar a fi n de mes es una odisea. A diario Gunter es alimentado por sonda nasogástrica con Pediasure o dieta licuada. Asimismo para la higiene y el aseo personal de Gunter requieren de paños y toallitas húmedas así como pañales descartables.

Esto sin considerar la urgente necesidad de terapia para poder brindarle una mejor calidad de vida a un niño que se encuentra preso de su cuerpo en una silla de ruedas.

Cuando le preguntamos a Leontina sobre las necesidades de Gunter, fue imposible que rompa en llanto al decir “Queremos llevarlo a la clínica San Juan de Dios para que mi hijito se levante y que sea como era antes.

Era un niñito normal, sano y ahora verle en la situación que está…” Este es el pedido de una madre, de una familia que desea la recuperación del menor de sus hijos. Dos cosas son más que urgentes en este caso, lo primero es hacer llegar las donaciones de pañales, paños húmedos y alimentos (Pediasure o similares) a la parroquia San Pedro a espaldas del cemen terio general de Pucallpa o directamente a ellos comunicándose al 980 187 448 o al 975 398 763.

Lo segundo que se necesita es que si usted, estimado lector, tiene la posibilidad de hacer que Gunter pueda ingresar a la Clínica San Juan de Dios para que reciba la terapia requerida, no dude en hacer esa llamada que podrían cambiarle la vida a este pequeño que aún puede seguir adelante y tener una vida digna como todos merecemos.

F. GONZÁLEZ POLAR

Comentarios