Covid apagó la vida de destacado periodista

0
22

A las 10:45 p.m. del último martes, falleció el “maestro” Carlos Kukurelo Corilloclla de 60 años de edad, tras una larga batalla contra el Coronavirus. Fue editor gráfico, periodista y editor con una amplia trayectoria en nuestro medio de comunicación. Entregó su vida al periodismo desde muy joven, pero su adoración siempre fue su única hija, Milagros. Antes de morir, sus últimas palabras fueron: “Tengo una única hija, por favor cuídenla”.
Él se encontraba hospitalizado en una cama UCI del Hospital II de Pucallpa, hace una semana había salido de esta sala, noticia que alegró a todos sus amigos y familiares. Sin embargo, al día siguiente, los médicos le detectaron una bacteria en los pulmones, provocando que baje su saturación y eleve su presión. La noche de ese mismo día, su saturación bajó drásticamente haciendo que sufra una descompensación. Al encontrarse de nuevo en estado crítico, los doctores tenían que buscar una cama de Cuidados Intermedios para volver a hospitalizarlo, lamentablemente todas estaban ocupadas.

VER TAMBIÉN:Francisco Samaniego: «A partir de hoy se vacunaran a los adultos mayores»


Carlos Kukurelo, desde el mes de marzo ingresó a EsSalud al empeorar su salud a causa del Covid, desde ese momento, todos tenían la fe que él lograría vencer a esta enfermedad, sobretodo, porque era un ser humano que quería seguir viviendo. Su esposa Nilda, declaró que él se aferraba a la vida, luchó hasta el último porque quería ver a su hija triunfar.
“Ha luchado bastante. Los doctores decían que estaba poniendo de su parte, que luchaba para continuar con nosotros. Lamentablemente no hemos podido verlo en sus últimos días. En una oportunidad hablamos con él, sonreía cuando escuchaba la voz de su familia. Su hija solo lo pudo ver a la distancia, más no abrazarlo y decirle cuánto lo amaba”, declaró Nilda.

VER TAMBIÉN:Marina de Guerra recibe la segunda dosis de vacunación contra el Covid


Asimismo, elogió a su esposo diciendo que fue la mejor persona que Dios pudo darle para formar una familia. Amante del trabajo y siempre con la convicción de ayudar a los demás. “Mi esposo daba la vida por su trabajo. Siempre decía que la responsabilidad es primero. No era una persona egoísta y compartía lo que él sabía. Siempre sabía resolver los problemas de la familia Sánchez. Sin duda, un hombre lleno de sabiduría”.
La partida de Carlos Kukurelo deja un vacío en su hogar, especialmente, en todos los comunicadores sociales que fueron instruidos por él. Amaba su trabajo hasta el punto de no verlo como una labor, sino como parte de su día a día. Pero su mayor motivación y adoración, fue Milagros, su única hija de 19 años que hoy lo despide con mucho amor, ya que “al fin no está sufriendo más”, al contrario, hoy goza del descanso eterno.

VER TAMBIÉN:El drama que viven los médicos del Hospital Amazónico


“Papá, fuiste mi ejemplo de vida, siempre estuviste a mi lado. Te agradezco por todo lo que me enseñaste. No es fácil tu partida, pero sé que luchaste hasta el último, si Dios quiso recogerte para que estés a su lado no tengo por qué contradecirlo, al contrario, le agradezco porque hoy descansas y ya no estas sufriendo más. Te amo y te mando un abrazo hasta el cielo”, dedicó estas palabras en su red social acompañada de una fotografía junto a su padre.
Están a la espera de sus hermanos que viven en Pichanaki y a una hermana que está en Estados Unidos para que se dé el entierro, previsto para hoy en el cementerio del Kilómetro 15.


GABRIELA SÁNCHEZ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí