La dura y silenciosa batalla de los niños contra el Covid-19

0
150

Cinco niños con Covid-19 permanecen internados en Hospital Amazónico y Hospital Regional respectivamente, cifra que evidencia un incremento del 50% con respecto a lo acontecido el mes anterior, por lo que la recomendación a los padres de familia es evitar las salidas que no sean necesarias y reducir el tiempo que permanecen en los parques, donde se ha detectado el mayor foco de contagios por el coronavirus.
El jefe de la Unidad de Pediatría del Hospital Amazónico de Yarinacocha, Luis Enrique Ruiz Solsol, sostuvo que en esta última semana se ha observado que la enfermedad del Covid en los niños y adolescentes está causando gran compromiso respiratorio y hasta el 50% de afectación pulmonar, poniendo en riesgo la vida de este grupo etario.
“He atendido a tres niños con diagnóstico de neumonía grave por Covid-19. Este tipo de casos no se estaba viendo en semanas anteriores, pero ya lo estamos sintiendo, tratando y viviendo. Es lamentable lo que se está viviendo, ahora son neumonías graves que automáticamente te lleva a cuidados intensivos”, refirió.
Narró que durante la segunda ola, hubo diez menores hospitalizados con Covid-19 en el Hospital Amazónico, ocho en servicio de Pediatría y dos en Cuidados Intensivos, entre ellos una menor con obesidad mórbida que requirió ventilación mecánica y que a causa del Covid-19 resultó con compromiso respiratorio y con el 60% de daño pulmonar.

VER TAMBIÉN:Fiesta Cachimbo: Lo que no se dijo de la fiesta realizada a un mes de la tercera ola


A raíz de este cuadro de hospitalizaciones y de acuerdo al panorama actual, es que el médico ha activado una alarma para que los padres de familia cuiden a sus hijos y no les estén exponiendo tanto al contagio de dicha enfermedad, ya que el virus está teniendo un comportamiento “agresivo” a diferencia de los meses anteriores.
Por su parte, Giuliana Moreno, médico pediatra, precisó que los menores que ingresan con un cuadro del coronavirus son sometidos a una radiografía de tórax y en los casos más severos a una tomografía, donde se evidencia claramente cómo el virus afecta los pulmones de los menores y que a la larga pueden desencadenar secuelas graves como fibrosis pulmonar, en la zona severamente afectada.
Desde que inició la pandemia del Covid en la región, este es el número de menores de edad contagiados de esta enfermedad: 71 niños y 74 niñas de 0 a 4 años, 88 niños y 74 niñas de 5 a 9 años y 117 niños y 137 niñas de 10 a 14 años. Siendo las niñas (50.18%) las más afectadas a diferencia de los niños (49.82%).
Daniela (9 años):
una sobreviviente del Covid
Cuando Daniela, de 9 años, estaba echada boca abajo, con un tubo insertado en su tráquea y conectada a un ventilador el pasado mes de mayo, su mamá Milagros le pedía, a través de la mente y de una energía que solo las madres tienen con sus hijos, que luche; que ella, su mamá, estaba ahí, vigilando cada segundo de su vida.

VER TAMBIÉN: Ofertas especiales si te vacunas


Daniela, nunca había padecido ninguna enfermedad grave, a lo mucho, cuenta su mamá, alguna vez tuvo alguna alergia, pero nada de cuidado. Sin embargo, en abril, a pocos días de dar positivo Covid-19, Daniela terminó postrada en una de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de una clínica de Pucallpa. Ahí permaneció por más de diez días, luego de tener más del 50% del pulmón afectado por el virus.
“En la casa se contagiaron casi todos. Ella empezó con malestares suaves, ya no tenía hambre, había perdido el olfato, el sabor del gusto. Su papá la llevó al hospital y ahí ella se quejaba de dolor de pecho y espalda. Le dijeron que era normal por el Covid y solo le dieron un inhalador. Después, una doctora particular la vio y me dijo que la llevara de emergencia a que le hicieran una tomografía. Ahí salió que tenía el 50% del pulmón comprometido y tenía neumonía. Entonces, la tuvimos que internar de emergencia en el hospital. Fue la primera vez que nos separamos”, recuerda Milagros.
Luego de un par de días, la situación de Daniela se complicó más. Empezó a desaturar y a necesitar más oxígeno. Debido a que el hospital no cuenta con un área para niños con Covid-19, Milagros tuvo que hacer todo tipo de trámites para trasladar de emergencia a su hija al área UCI de una clínica. Daniela ya tenía el 65% del pulmón comprometido. Desde ese momento, dice Milagros, empezaron los días más terribles y trágicos de su vida.

VER TAMBIÉN: “Vacunatón la esperanza” inmunizará a mayores de 18 años


“Al inicio no tuve ningún tipo de comunicación con ella. Les rogaba a los doctores, les pedía llorando por ella. Tenía mis momentos en que me caía, pero nunca perdí la fe. No sé de dónde saqué tanta fuerza. En ese tiempo que mi hija estuvo en UCI yo trataba de comunicarme o hablar con ella mentalmente. No lloraba y trataba de sentirme tranquila. Estuvo boca abajo 10 días. Y luego continuó en UCI dormida. El 28 de abril, me avisaron que Daniela iba a ser extubada. Los doctores me dijeron que era un milagro”, cuenta.
Sin embargo, cuando pasó al área de hospitalización, se percataron que Daniela no tenía reflejos en los brazos ni piernas. Le hicieron una punción lumbar y detectaron que tenía el síndrome de Guillain-Barré. Entonces, tuvo que empezar un doloroso tratamiento e intensivas terapias para poder recuperarse. Poco a poco lo logró y pudo salir de alta el 22 de mayo. “Ha quedado con el daño neurológico, aún no puede caminar sola, hay mucho trabajo por delante. Tiene pánico de volver al hospital. Al inicio ella lloraba y decía: soy una inútil porque no puedo caminar, pero de a pocos está superándolo”, explica Milagros.

VER TAMBIÉN: Vacunación de dosis completa en Ucayali por debajo del 50 por ciento


Los niños y niñas no son invencibles
Los niños, niñas y adolescentes también son víctimas del Covid-19 y los estragos que dejó esta segunda ola en la región, es cada vez más preocupante. Según el Radar Covid-19, actualizado hasta el 19 de agosto último, se han contabilizado 5,572 menores de 18 años contagiados por el Covid en Ucayali. De ellos, se conoce que 3 han fallecido.
“Los niños y adolescentes no solo han sido invisibilizados como víctimas de la pandemia en diversos temas sino también con el propio Covid. Toda la representación social que se tenía es que ellos contagian pero que son invencibles, pero eso no es así. Hay cifras de niños que han fallecido. Queremos que nos hagan caso en este tema, que en el caso de los niños menores se estudien sus historias clínicas para saber qué está provocando esas muertes. Si es por ejemplo por comorbilidades o si es por creencias que no se sospecha que hay Covid o porque llegando temprano al servicio no se les atiende”, precisa Luis Ruíz Solsol.

VER TAMBIÉN: Llegó a Ucayali más de 10 mil dosis de Pfizer


Una de las diferencias encontradas en esta segunda ola es que, así como sucedió con la pequeña Daniela, los menores que se contagian del Covid-19 no tienen enfermedades preexistentes ni comorbilidades. La mayoría de los casos atendidos por coronavirus son de menores de entre 9 y 15 años de edad.
Una de las situaciones más complicadas que afrontar los niños y niñas con Covid que terminan en UCI es estar lejos de sus padres y enfrentar con temor el tratamiento al que son sometidos. Ruíz Solsol precisa que ese es un trabajo duro y constante que los profesionales de salud deben realizar para evitar que los menores sufran emocionalmente.
“Tratamos de tener un trato personalizado. Tenemos un equipo de psicología detrás de cada niño. Hacemos muchas interacciones por llamadas. A los niños despiertos les hacemos llamadas por video y los niños dormidos les hacemos llamadas por voz, los papás llaman y les acercamos por teléfono al oído del pequeño. Ellos están dormidos pero los papás sienten alivio porque les pueden hablar dormidos. Es fuerte para nosotros porque escuchamos lo que sucede en esas llamadas, así es el Centro Covid Infantil”, cuenta el pediatra.


GABRIELA SÁNCHEZ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí