Director de la DGFFS es denunciado por el presunto delito de abuso de autoridad

Nuevo escándalo. Una denuncia penal por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de abuso de autoridad, fue interpuesta contra Marcial Pezo Armas, director de la Dirección de Gestión Forestal y de Fauna Silvestre de Ucayali.

Esta denuncia fue presentada el 21 de este mes ante la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Turno de la Provincia de Coronel Portillo, por Vito Arroyo Condori quien tramitó un permiso de aprovechamiento forestal y su proceso fue observado.

 

SUCESOS

Vito Arroyo asegura ser apoderado de Maribel Serquera Sánchez propietaria de un predio agrícola ubicado en el caserío Nueva Libertad en Curimaná, de donde se pretende extraer 238 árboles de las especies Catahua (5), Cumala colorada (218) y Mohena (15).

El denunciante indica que inició los trámites administrativos del permiso en diciembre del 2018 y el 26 de marzo de este año se expidió el informe técnico N° 001-2019-GRU-ARAU-DIGESFFA-PAF-YHDLCC aprobando la declaración de manejo (DEMA).

Este DEMA fue elaborado por Walter Yale Pares a solicitud de Arroyo; en adelante surge el cuestionamiento -según el denunciante- Yale manifestó ser amigo del director y le dijo que debería dar 2 mil soles para que el director firme su permiso forestal.

El denunciante dice que se negó a dar pago alguno. En abril inició el seguimiento de su expediente y se enteró que existía un problema por el exceso del volumen y fue derivado a Asesoría Legal de la DGFFS donde se definiría.

La primera semana de mayo asegura que conversó con el asesor legal y le dijo que su permiso saldrá pero que tenga paciencia porque todo estaba de acuerdo a ley. El 15 de mayo fue a conversar con Pezo Armas sobre su trámite y porqué la demora de 6 meses.

Señala que el director le pidió que hable con Yale. El 16 dice que se encontró con Yale y este le dijo que el director viajaría y necesitaba los 2 mil, de lo contrario pondría observaciones a su trámite. Pero se dice que se volvió a rehusar a pagar.

El 20 de mayo visitó al director y este le volvió a preguntar por Yale, el mismo día en la tarde regresó a ver al director pero no lo encontró y finalmente ese mismo día en la noche Yale le llamó y le dijo que se haría una inspección de oficio en el predio.

El 21 de mayo Vito Arroyo acudió a denunciar el abuso de autoridad, “es reprochable que a pesar que existe un dictamen favorable a mi solicitud, el director se rehúse a firmar la aprobación de mi permiso; esto constituye abuso de autoridad”, culminó.