Más de 2500 personas fallecieron y otras 6000 resultaron heridas al ser víctimas de una serie de atentados terroristas cometidos el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, perpetrados por 19 miembros del grupo Al Qaeda divididos en cuatro grupos de secuestradores, cada grupo con un terrorista con capacidades para pilotear un avión. Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados; ambos fueron estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, el primero contra la torre Norte y el segundo poco después contra la Sur, lo que provocó que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes. El tercer avión secuestrado pertenecía al vuelo 77 de American Airlines y fue impactado en la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, mejor conocido como el Pentágono, ubicado en el estado de Virginia.

El cuarto avión que pertenecía al vuelo 93 de United Airlines no alcanzó ningún objetivo al resultar estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes con el comando terrorista. Tendría como eventual objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington. PLANIFICACIÓN El plan original de Al Qaeda era secuestrar 12 aviones de los cuales 11 serían estrellados contra los siguientes edifi cios: dos aviones contra las torres gemelas del World Trade Center, otro contra el Empire State Building (ambos ataques en Nueva York); otro contra el Pentágono (en Virginia); otro contra la Prudential Tower (en Boston); otros 2 contra la Casa Blanca y el Capitolio de los Estados Unidos en (Washington, DC); otro contra la Torre Sears (en Chicago); otro contra la U.S. Bank Tower (en Los Ángeles); otro contra la Pirámide Transamérica (en San Francisco); y por último un avión contra el Columbia Center (en Seattle).

Alrededor de tres semanas antes de los ataques, los objetivos fueron asignados a cuatro equipos. El Capitolio tuvo como nombre en clave “La Facultad de Derecho”. El Pentágono se denominó “La Facultad de Bellas Artes”. El código del World Trade Center fue “La Facultad de Urbanismo”. Los secuestradores tomaron el control de los aviones usando navajas con las que apuñalaron a las azafatas del vuelo y al menos a un piloto o pasajero. Además, según la investigación de la Comisión del 11-S los atacantes también utilizaron algún tipo de aerosol para retener a los pasajeros en la cabina de primera clase.

Asimismo, se amenazó con la presencia de una bomba en tres de los aviones; no fue así en el American Airlines. Según las conclusiones de esta comisión, se piensa que los avisos de bomba eran probablemente falsos. En el cuarto avión la caja negra reveló que los pasajeros, después de enterarse de que el resto de aviones habían sido estrellados deliberadamente, trataron de retomar el control de los aparatos, a lo que los secuestradores reaccionaron moviendo el avión en un fallido intento para someter a los pasajeros. De acuerdo con la grabación 9-1-1, uno de los pasajeros, Todd Beamer, pidió a la persona con quien hablaba por teléfono que rezara con él y al fi nalizar simplemente dijo “let’s roll”. Poco después, el avión se estrelló en un campo cercano a Shanksville, en Pensilvania, a las 10:03 am hora local.

Existe un debate acerca del momento exacto en que el avión chocó contra el suelo, ya que los apuntes sísmicos registran el impacto a las 10:06 am. Posteriormente el terrorista de Al Qaeda capturado Jálid Sheij Mohámed, dijo que el vuelo 93 tenía como objetivo el Capitolio de los Estados Unidos. La expresión “let’s roll” comenzó a ser ampliamente usada en los Estados Uni dos después de los ataques. Neil Young compuso una canción con ese título como tributo a las víctimas. Por su parte, la viuda de Beamer patentó la frase como marca registrada. LAS VÍCTIMAS 16 años después aún hay 24 personas desaparecidas, razón por la cual, la cifra de fallecidos continúa siendo de 2992 personas, incluyendo 246 muertos en los cuatro aviones estrellados (ninguno de los ocupantes sobrevivió).

En Nueva York perdieron la vida 2602 personas dentro y fuera de las Torres Gemelas y 125 murieron dentro del edifi cio del Pentágono. Entre las víctimas se contaban 343 bomberos del departamento de bomberos de Nueva York, 23 policías del departamento de policía de la ciudad y 37 policías de la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. Según las cifras presentadas por el Departamento de Salud en enero de 2002, 247 latinoamericanos estuvieron entre los muertos del atentado terrorista de Al-Qaeda contra las Torres Gemelas, un 9% del total. De estos, 25 eran nacionales de la República Dominicana, 18 de Colombia, 13 de Ecuador, 6 de Cuba, 4 de Argentina, 2 de Venezuela y 1 de Chile. En otros sitios, se habla de 15 muertos de México, así como otros de El Salvador, Honduras, Jamaica, Perú, Paraguay, Uruguay y Guyana. SOBREVIVIENTES Según la Comisión del 11-S aproximadamente 16 000 personas se encontraban en las zonas de impacto del complejo del World Trade Center en el momento de los ataques.

La gran mayoría de ellos sobrevivió, gracias a las labores de evacuación antes del derrumbe de las torres. Tres edifi cios en el complejo del World Trade Center se derrumbaron debido a fallos estructurales en el día de los ataques. La Torre Sur cayó a las 9:59 am (hora local en Nueva York), tras estar en llamas durante 56 minutos en un fuego causado por el impacto del vuelo 175 de United Airlines a las 9:03 am. La Torre Norte cayó a las 10:28 am, tras estar en llamas aproximadamente 102 minutos en un fuego causado por el impacto del vuelo 11 de American Airlines a las 8:46 am. Un tercer edificio, el World Trade Center 7, se derrumbó a las 17:20, al parecer tras haber sido seriamente dañado por los escombros de las Torres Gemelas al caer, junto con una serie de incendios. Numerosos edificios adyacentes al complejo también sufrieron daños sustanciales, se incendiaron y tuvieron que ser demolidos.

El edificio del Deutsche Bank es la única estructura grande que sufrió daños e incendios en la zona cero que en 2006 aún no había sido totalmente demolida. La demolición se llevó a cabo en febrero del 2011. DAÑOS Aparte de las dos torres gemelas de 110 pisos cada una, cinco edifi cios del World Trade Center resultaron destruidos o seriamente dañados, entre ellos el edifi cio 7 del WTC y el hotel Marriott, cuatro estaciones del metro de Nueva York y la iglesia cristiana ortodoxa de San Nicolás. En total, en Manhattan 25 edificios sufrieron daños y siete edifi cios del complejo de negocios del World Trade Center fueron arrasados. Más tarde, el Deutsche Bank Building, situado en la calle Libery y Borough of Manhattan Community College’s Fiterman Hall en el 30 de West Broadway tuvieron que ser demolidos debido al estado en que quedaron, que los hacía inhabitables.

Comentarios