Pazzi Pizzas, un negocio ingenioso

0
41

El sueño y los objetivos de un joven emprendedor no se vieron obstaculizados por la falta de presupuesto; las ganas de seguir adelante, inspiraron según él las más locas ideas para llegar a crear su pequeña empresa dedicada a la venta de pizzas artesanales.

VER TAMBIÉN: Fallecidos por covid 19 serán trasladados al Cementerio de Pucallpa

Dixon Zavaleta Paredes, un joven de solo 20 años de edad, estudiante de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de Ucayali, hace un año decidió convertirse en su propio jefe y creó su negocio de venta de pizzas; él junto a su enamorada Sandra Vásquez, trabajan de la mano en la pequeña pizzería.

Zavaleta, comentó que no fue nada fácil llevar a cabo la idea de vender pizzas, pues el bajo presupuesto con el que contaba era el principal obstáculo para materializar su negocio; pero la imaginación y el ingenio que lo caracteriza lo llevo a buscar ideas económicas para cumplir con este sueño.

Para iniciar su negocio realizó un inventario de las cosas que requería y lo más costoso era un horno pizzero cuyo valor ascendía los 400 soles, es así que decidió buscar ideas más económicas y compró una cocina de segunda mano que entre risas comenta que solo le costó 50 soles y lo mandó a refaccionar por 100 soles, esto significó un gran ahorro de dinero que posteriormente lo utilizó en otros materiales e insumos.

“Fue una idea loca y arriesgada no sabía si realmente la cocina llegaría a funcionar, pero al final es la mejor herramienta de trabajo porque desde que empecé a vender nunca se ha malogrado” agregó Zavaleta.

Así mismo comentó, que encontrar una receta agradable de pizzas resultó todo un reto, pues desconocía de la preparación, pero esto no fue un impedimento; él investigó muchas recetas en el internet y después de intentos fallidos finalmente encontraron la receta con la que hoy conquista los paladares.

Los precios de las pizzas que ofrece están al alcance de cualquier bolsillo, las pizas personales a 8 soles y media pizza tan solo por 4 soles, sean americana, hawaiana, continental o pepperoni; cada pizza lo venden con su refresco y pan al ajo de cortesía. Su pequeño puesto se encuentra ubicado en el parque La Lupuna donde atiende desde las 4:00 de la tarde hasta las 11:00 de la noche.

BUSCA INSPIRAR

El joven universitario, indicó que es un desafío estudiar y atender su negocio, por lo que cada día debe equilibrar sus tiempos entre los estudios universitarios y la de emprendedor para no descuidar su aprendizaje y estar pendiente de su pequeño negocio. Las ganancias que genera le sirven para costear los gastos universitarios.

Refiere que espera ser ejemplo para otros jóvenes estudiantes que talvez tienen miedo al fracaso. “Empezar un negocio siempre tendrá obstáculos, pero la perseverancia es la clave, nada es imposible cuando se trabaja con convicción y buena actitud” indicó.

Zavaleta ya tiene la oportunidad de brindar un trabajo y en un futuro tienen planificado abrir un local donde puedan ofrecer más trabajo y seguir expandiendo su negocio. Hace una invitación a los que desean probar sus pizzas acercarse a su pequeño puesto donde serán atendidos de manera cordial.

ANGÉLICA DOLCI

Deja un comentario