PETICIONANTE COMUNICÓ INCUMPLIMIENTO DEL PROCESO AL JNE

Los documentos que acompañan la solicitud de vacancia del alcalde Antonio Marino Panduro por causal de nepotismo, fueron proporcionados por Control Interno de la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, dentro del acceso a la información pública, dio a conocer Germán Martínez Lizarzaburu, ciudadano peticionante. Dijo al Diario Ímpetu que las pruebas adjuntas constituyen un trabajo responsable de recolección de datos, que establece que la autoridad municipal, entre enero a julio 2015, ha tenido un pariente laborando en la Unidad de Maestranza de la comuna provincial de Coronel Portillo, en donde desempeñó labores de mantenimiento vial, como operador de maquinaria. Esta información fue solicitada respetando los procedimientos, pero, en Secretaria General no entregaron esos documentos, al no tener respuesta; afirma que indagó en qué oficina estaban y dio con ellos en la oficina de Control Interno de la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, porque en ese momento realizaban el proceso de investigación documentaria del año 2015. Esta oficina llegó a proporcionar la información a secretaria general, pero jamás fue entregada al peticionante de la vacancia de Marino Panduro. “Fue el mismo, jefe de Control Interno que pidió la autorización al Contralor Regional para que se me haga la entrega de los documentos solicitados, mediante oficio 059-2017-MPCP-OCI; donde se confirma que Rafael Panduro Vega, laboró en la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, con contrato en la modalidad de CAS 533, acompañado con el registro de asistencia en periodo de abril a mayo y otros documentos, debidamente fedateados por dos servidores que laboran en la comuna portillana”, relató. Asegura que con la documentación adjunta en el pedido de vacancia, existirían elementos y pruebas que determina la procedencia de la solicitud de vacancia en contra de Antonio Marino Panduro, pero con desesperación la autoridad municipal ha buscado a un fi scal que transgreda los procedimientos del Jurado Nacional de Elecciones y de la Ley de Gobiernos Locales en un caso como este. El primero referida a la investigación que se formula en contra del peticionante, y al jefe de la Oficina de Control Interno del Municipio Julio Alejandro Aliaga Silva, en un proceso donde se establece 4 delitos, uno que es extorsión y chantaje en forma directa, falsedad genérica, fraude procesal y falsificación de documentación. La investigación está en la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Coronel Portillo, bajo la conducción de José Luis Santiago Bustillos. Este es un tema aparte; independientemente a la vacancia, que no se debió haber obstruido el proceso que es otro, dentro de un proceso legal correcto. El pedido de vacancia, de acuerdo a los plazos, se debió haber llamado dentro de los 30 días calendarios establecidos por ley, a una sesión extraordinaria de consejo, porque la solicitud se formuló el 24 de marzo, se llegó a 10 de mayo y nunca se llamó a sesión. Esto sería producto que el pasado 3 de mayo, la autoridad edil acudió a la Fiscalía Anticorrupción, y el 4 de mayo interviene el representante del Ministerio Público, los documentos que estaban en poder de Secretaria General fue solicitado a fin de guardarlos en un sobre lacrado, pero quedó en custodia, en poder de Secretaria General; para ser alcanzados cuando se formule el proceso de la investigación. Con esta justificación el secretario general, refiere que habiéndose pasado la fecha de convocar la sesión, con retención de los documentos, informó que no convocará a sesión extraordinaria por temor de transgredir la ley, cuando esto sucedió el pasado 24 de abril. Martínez el pasado 10 de mayo presentó al Jurado Nacional de Elecciones – JNE un documento de incumplimiento de plazos para su intervención; por la intromisión del fi scal en un proceso diferente al que él estaba investigando, por incumplimiento de las leyes electorales, y de la ley municipal. Sobre la solicitud de la vacancia, los regidores de la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, no pueden decir que no sabían del proceso; una vez presentada la solicitud, la documentación del caso fue alcanzada a seis regidores, de manera personal, por lo tanto, el consejo tenía conocimiento, ellos, habría omitido su labor de fiscalización. Ante estos hechos, el peticionante de la vacancia contra de Antonio Marino espera un documento para presentar la queja en la Oficina de Control Interno del Ministerio Público, pero inicialmente oficializó una queja en la presidencia de la Junta de Fiscales, en donde el titular del Ministerio Público preguntó si los documentos presentados son verdaderos, reafirmado el ciudadano, ahora investigado que sí. Por esta razón, el presidente de la Junta de Fiscales se comprometió a realizar las investigaciones del caso y poner medida ejemplar al fiscal en este caso, por intromisión a las leyes del Jurado Nacional de Elecciones y los gobiernos locales. Sostiene que el correcto accionar fiscal hubiese sido sacar copia fedateada de los documentos presentados para iniciar su investigación, para no entorpecer el pedido de vacancia, realizando todo lo contrario porque ni ha llevado los documentos ni ha sacado fotocopia. Se espera que en un plazo de 7 días el Jurado Nacional de Elecciones emplace a la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, a fi n que se pronuncie de manera oficial sobre el caso con las pruebas que el caso amerite.

Comentarios