Cocaleros de Junín Pablo están financiados por narcos bolivianos y brasileros

0
39

Los narcos que dispararon a los miembros de Custodios del Patrimonio Forestal Nacional cuando comprobaban sembríos ilegales de hoja de coca en la parte sur del área de conservación de la Ong Oxígeno para el Mundo a una hora de la Comunidad Nativa de Junín Pablo, reciben financiamiento de los narcotraficantes bolivianos y brasileros que se levantan entre 10 a 15 vuelos por mes en 18 pistas escondidas en la zona.
La zona está dominada por cocaleros ayacuchanos que se corrieron del VRAEM, en reciente trabajo, precisaron que los cocaleros 25 hectáreas de espacio protegido la zona sur de la ONG Oxígeno para el mundo, otras cinco hectáreas de la parte centro y 10 hectáreas de la parte norte.

VER TAMBIÉN:36 meses de prisión preventiva contra Javier Núñez esposo de Jerly


Para evitar que “los grandes” caigan en manos de las autoridades, usan a un sujeto que para preparar “los vuelos” reúne como mínimo ya no 500 sino solo 320 kilos de droga, para hacer más ligero y veloz el narco vuelo y evadir a las autoridades.
La lógica de los narcos, que pagan desde 10 a 12 mil dólares por las pistas que les preparan en la espesura del bosque, es que con menos pesaje se hace más rápido una huida con pilotos bolivianos en su mayoría militares en actividad que tienen mayor pericia al momento de realizar estas actividades.
Para reunir esa cantidad, cada productor aporta con lo suyo, el líder puede reunir sus 100 kilos y el resto de los 220 kilos de carga restante lo reúnen a través del resto de productores que llevan entre 10 a 20 kilos por cada vuelo.

VER TAMBIÉN:Ninguna de las decisiones le favorece a Roman Tenazoa


NARCOPISTAS MOVILES
Si antes se creía que una pista era inamovible y se ubicaba rápido en el mapa, eso es historia. Esa pista puede solo estar para tres a cinco vuelos, porque al ser localizada por el satélite tiene que ser reemplazado por otro cuyo costo de alquiler es de 10 a 12 mil dólares por vuelo.
En lo que va del año se han construido más de 30 narcopistas en el Inamapuya, cerca de Vinoncuro, Yuncaya y el Abuaju, con avionetas de bandera boliviana y brasilera.
El precio del kilo de droga en la zona ha caído a 400 dólares, antes estuvo a 800 y en su mejor época su precio era de 1,200 dólares por kilo. Un simple productor de hoja de coca antes vendía 150 soles la arroba de coca y con la caída del precio lo vende a 60 soles la arroba y aun así le rinde grandes ganancias.


TONY REATEGUI

Deja un comentario