La denuncia presentada al Ministerio Público en el año 2016 sobre deforestación y destrucción de áreas en la comunidad nativa Santa Clara de Uchunya, en el distrito de Nueva Requena, no repercutió con resultados favorables a la comunidad ni en la defensa del medio ambiente, ha precisado el líder indígena Washington Bolívar Díaz. Dijo que el sistema jurídico del país, desconoce la realidad de los pueblos indígenas, por lo tanto, la magnitud del problema que engloba a esta comunidad, que ha sido diezmada en lo ambiental, su ecosistema y territorio. Las demandas formuladas han sido archivadas en la Corte Superior de Justicia de Ucayali, debido a la mala sustentación del abogado del Instituto de Defensa Legal – IDL, institución reconocida por los pueblos indígenas por su trayectoria; “hoy con esta derrota nos causa extrañeza la forma como ha sido desestimada y archivado el caso”, precisó. Desde la presentación de la denuncia el 2016, al 15 de marzo del presente año, jamás se registró el acompañamiento legal, solo Washington Bolívar acudía a los llamados del Poder Judicial, donde solicité el uso de la palabra en la sala; esta era la oportunidad para fundamentar el caso. La comunidad de Santa Clara de Uchunya quedó desairada por la falta de atención del IDL. “Si hubiera existido una buena sustentación técnica escrita y verbal, las cosas serían diferentes, porque no hubiera habido la necesidad de pasar a otra instancia. La determinación del archivamiento fue dada por la Segunda Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Ucayali y fue apelada en búsqueda de justicia social, la misma que fue admitida”, comentó. De no prosperar la denuncia a este nivel, la denuncia será presentada ante la Organización de los Estados Americanos- OEA. Fueron cerca de 11 mil hectáreas de territorio del pueblo indígena que se perdió, porque los daños ocasionados no son reversibles; por eso nuestra preocupación, el daño hacia la población de Santa Clara de Uchunya es signifi cativo, la población está decepcionada por la resolución, ya que tampoco la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali – FECONAU tomó debido interés debido en este proceso. Subrayó que si existe recursos para el acompañamiento jurídico o legal, este trabajo debe hacerse en favor de la comunidad o población indígena afectada; toda vez que no se puede malgastar o desviar el dinero para la defensa legal de los líderes y las autoridades de Santa Clara de Uchunya. Frente a esta situación, esta población, se ha desafi liado de la FECONAU, no es una cuestión de broma, porque la situación de deforestación de territorios es real y catastrófi ca el daño al medio ambiente. Hoy de manera organizada se viene trabajando la georeferenciación de la comunidad con apoyo de la Dirección Regional de Agricultura, para definir espacio y concretizar ampliación de territorio, recalcó.

Comentarios