Cuestión de fe

0
24

Un tercio de la humanidad profesa la fe cristiana, en la presente semana vienen recreando un momento histórico y determinante, la fe en el cristianismo se basa en la obra y enseñanzas de Jesús de Nazaret, según su teología, la fe vendría a ser la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.
Dice un adagio: ver para creer, sin embargo en estos momentos que el mundo entero sufre las consecuencias del COVID 19, la fe de las personas se ve incrementada exponencialmente sin necesidad de ver, al menos eso nos demuestran las redes sociales con diferentes mensajes, unos más sentidos que otros, sentimientos expresados con motivaciones casi siempre de solidaridad para un familiar, amigo o en general para todos aquellos a quienes les aqueja este mal, desgraciadamente por más esfuerzo de fe, las muertes continúan cada vez con mayor número.
¿Será acaso que la fe no es suficiente?, no creo, en mi experiencia la fe no es para salvar vidas, la fe es para incrementar nuestra fuerza espiritual para que ayude a la salvación no solo del cuerpo, sino también (y sobre todo) del alma, nos da fuerzas para creer en uno mismo, para conseguir un estado mental capaz de hacer milagros.

VER TAMBIÉN:QUE NO SEA “PAPEL MOJADO”

Sin embargo, no será suficiente cuando no realizamos además otras acciones individuales como actos de disciplina y sentido común, como practicar protocolos para evitar contagios, como el uso de mascarillas, conservar distancias y aseo personal constante. En las últimas semanas pasamos de tres fallecidos diarios a veinte promedio, personas conocidas, familiares y amigos llenan día a día noticias, a pesar de eso algunos continúan insistiendo en acudir a reuniones sociales como si vivieran en otro mundo, entonces la fe no es suficiente, además necesitamos que cada uno de nosotros asuma una labor de control para aquellos que nada les importa, es momento de ser firmes y drásticos con aquellos que son trasmisores de la bacteria fatal, quienes incluso la llevan a sus hogares sin temor a contagiar a sus familiares mas cercanos.
Tal vez estos días de celebración y reafirmación de la fe en los cristianos ayude a revisar nuestros actos y cambiar radicalmente formas de ser y así sentiremos que las oraciones de fe no solo serán para salvar vidas a través de la fuerza espiritual, sino además podrá servir para que seamos mas solidarios con nuestros prójimos, también esperamos que esta fe llegue al comportamiento delincuencial que tienen aquellos que vienen aprovechando la necesidad de muchos para enriquecerse con las compras fraudulentas de medicamentos, equipos e instalaciones para brindar un mejor servicio médico al que lo necesite, dejen por un momento la angurria del dinero deshonesto, nuestra fe en estos días debería entonces darnos un mejor lugar para vivir, una mejor sociedad.

VER TAMBIÉN:LA VIOLACIÓN DE NUESTRO ESPACIO AÉREO


Cristo primero fue un mortal a imagen y semejanza de todos nosotros, pero demostró con sus acciones el espíritu humano necesario, lleno de fe y sacrificio para que podamos ser salvados, solo necesitamos aceptar y practicar sus enseñanzas con acciones simples de comprensión por el bienestar de nuestros prójimos, empezando con el más cercano.
Cuando esta pesadilla pase, espero que pronto, no debemos olvidaros de que el destino de las personas está en nuestras manos, no debemos olvidar el dolor que venimos sufriendo y la necesidad desesperada de la presencia Divina para corregir nuestros errores, hace poco les escribí que las cosas no volverán a ser las mismas, creo en la humanidad y en su capacidad de renovarse, creo por su naturaleza que la fe puede hacer milagros y conseguir un mundo mejor.
En esta semana de fe, enviemos un mensaje a Cristo que su sacrificio no fue en vano y que nosotros pondremos nuestra parte, bien mi abuelita decía “ hijito, el Señor dice, haz tu diligencia que yo te ayudaré”, o sea primero pongamos de nuestra parte, antes de solo esperar que la fe Divina solucionara todo, hablamos luego, si Dios lo permite.

Ulises Saldaña

Deja un comentario