Agreden a periodistas en pleito por titulación en Santa Clara de Uchunya

0
76

Fotos: Mathias Sánchez

Reporteros de medio digital fueron víctimas de violenta gresca que impedía el ingreso a cancelada actividad por titulación de cerca de 20 mil hectáreas en Nueva Requena. Regidor distrital y presuntos comunicadores al servicio de Ochosur implicados.

Al mediodía del último domingo en el ingreso a la comunidad nativa Shipibo-Konibo Santa Clara de Uchunya en Nueva Requena, se produjo una violenta gresca entre dos facciones de pobladores de la comunidad. La directiva actual impedía el ingreso de una comitiva liderada por Graciela Arévalo, presidente de la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali (Feconau); Berlín Diques, presidente de la Organización Regional Aidesep de Ucayali (ORAU); representantes de las ONG Forest People Program (FPP), el Instituto de Defensa Legal (IDL),  y Carlos Hoyos, expresidente de la Junta Directiva de la mentada comunidad. En medio de la trifulca, Cali Nunta, integrante del pueblo Shipibo y Mathias Sánchez, ambos reporteros del medio digital La Voz Ucayalina (LVU), resultaron agredidos y amenazados de continuar su labor informativa.

A Cali Nunta la empujaron y tiraron su teléfono con el que grababa los hechos, mientras que a Mathias Sánchez amenazaron e impidieron de realizar fotografías. Pese a ello, los reporteros reclamaron por la presencia y permisividad a tres comunicadores: Job (Fabio Olavarría Bobadilla), su hijo Job Fabio Olavarría Vela y el camarógrafo Neil Ocumbe; quienes según sus propias palabras fueron contratados por la empresa palmícola Ochosur para cubrir el evento. Ante el reclamo de Sánchez y luego de momentos de tensión, los periodistas pudieron ingresar a la comunidad.

En comunicación con este diario, Carlos Hoyos, expresidente de la Junta Directiva de esta comunidad en el periodo 2016-2019, lamentó que “se dé esta lucha entre hermanos” y acusó a la actual directiva de ser manipulada por Ochosur. Los comunicadores señalados como freelance de Ochosur se trasladaron en una camioneta de propiedad del exgerente de Transportes Tucto, con quienes la empresa mantiene vínculos de servicios. Hoyos, señala que es la empresa la que está detrás de este pleito, que a sabiendas del problema, mandó a grabar los acontecimientos que se darían el domingo (impedimento de ingreso a la comunidad a la comitiva), y señala a Wilson Barbarán Soria, actual dirigente, de haber sido colocado irregularmente.

Incluso, Hoyos señala a Ulises Saldaña, quien es gerente de Relaciones Comunitarias de Ochosur, de condicionar la entrega de una furgoneta a la salida del expresidente de la comunidad Efer Silvano Soria. “Lamento que Wilson Barbarán Soria y el regidor de la Municipalidad Distrital de Campoverde Alex Soria Bardales, estén coludidos y defiendan a capa y espada a la empresa”, sostuvo el comunero. “Luego que se enteraron que llegaba con la Fiscalía recién permitieron el ingreso”, señala.

Este diario intentó comunicarse con el representante de Ochosur, sin embargo, solo obtuvimos una respuesta a través del área de Imagen. La empresa, en respuesta oficial, niega todas las imputaciones y señala a Hoyos de actuar de acuerdo “al conflicto que actualmente mantiene con la actual Junta Directiva de Santa Clara de Uchunya y,  por su vinculación directa con otras entidades y ONG que discrepan con el actuar y la gestión de los actuales líderes”.

Es necesario mencionar que al cierre de esta nota el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), emitió una alerta por la agresión a los periodistas del medio digital agredidos. También es importante mencionar que el registro fílmico de estas agresiones estará en las redes de diario Ímpetu.

Deja un comentario