Iván Rodríguez: visiona a Manantay como distrito ecológico y turístico

0
68

Iván Rodríguez Venancino (45), presentador de noticias y abogado, aspira una vez más llegar a la alcaldía de Manantay con el movimiento regional Todos Somos Ucayali, organización conocida popularmente por su símbolo “la Cocona”. Ha sido además regidor provincial, en la gestión de Antonio Marino. Mira con preocupación la gestión del alcalde actual y promete, para contrarrestar la situación del distrito, un centro de Desarrollo Integral, un centro de Asesoramiento de la Propiedad, iluminación para las calles y definir el camino por el que debería recorrer el distrito, entre otras acciones.

¿Qué visión tiene para Manantay?

Creo que Manantay tiene todo el potencial para ser un distrito ecológico y turístico en base a las potencialidades y fortalezas que pudimos reconocer y ver en los distintos lugares que recorrimos.

¿Qué puede rescatar de la actual gestión de Víctor Hugo, alcalde de Manantay?

Más que yo, la población puede rescatar el hecho de elegir bien. Esto nos deja la experiencia, hay que elegir bien, conocer a quienes pretenden conducir los destinos de un distrito, porque lo que Manantay tuvo en estos años es retraso, no hemos logrado avances importantes.

En el tema de obras y de avances importantes, ¿qué le promete a Manantay?

Más que en un tema de obras estoy enfocado en aspectos elementales que tienen que ver con el fondo, de por qué el distrito está como está. Tenemos que establecer, primero que nada, qué modelo de distrito vamos a construir para optimizar los recursos, si no hacemos esto continuaremos con las últimas gestiones, que gestionaron los recursos a cualquier lugar menos a un solo objetivo. Si no lo gramos ordenar la casa, en este caso es la municipalidad que es el ente encargado de dar solución a los problemas que tiene el distrito, no se podrá cambiar absolutamente nada.

¿A qué se refiere con ordenar la casa?

Poner las piezas en su lugar y no tengamos, por ejemplo, y sin menoscabar la capacidad de nadie, a un profesor en una gerencia de Planificación y Presupuesto. Tiene que cumplir el perfil idóneo. Lo demás es cuestión de tiempo.

La percepción de inseguridad pone a Manantay como el más inseguro de Coronel Portillo ¿qué propone usted ante este tema?

La inseguridad tiene diferentes aristas, primero hay que ver los problemas de forma, tiene que ver las acciones disuasivas y represivas que se tiene que hacer; establecer mecanismos para fortalecer a las organizaciones sociales a través de las juntas vecinales y las rondas campesinas, que en algún momento de nuestro distrito llegaron a ser cerca de mil 500, hoy en día la cifra bajó y se dejó de lado. Debemos retomar el trabajo articulado. Manantay es un distrito donde la venta de drogas se normalizó, porque se incrementaron los puntos de venta. Antes hablábamos de Chicago Chico, El Tubo, El Frejol, en Jesús María, pero actualmente vemos ese problema en Luz y Paz, Marko Jara, en Próceres de la Independencia, Roca Fuerte y diferentes asentamientos humanos. Es momento de frenar ese problema para rescatar a la juventud a partir de políticas sociales orientadas a fortalecer el aspecto educativo donde podamos convocar a la juventud para que tengan un espacio donde ser escuchados, evaluados y determinar sus capacidades y aptitudes.

¿Qué propone para resolver o mitigar los problemas sociales como el pandillaje, la venta de drogas y demás?

Eso obedece a que en Manantay la incidencia de violencia es bastante elevado, las autoridades no le dieron importancia al tema de la salud mental. Nuestro Centro de Desarrollo Integral no solo estará dirigido a trabajar con los jóvenes, sino también con las madres de familia.

¿Tiene alguna propuesta en concreto para la juventud manantaina?

En nuestro plan de gobierno hemos decidido crear el Centro de Desarrollo Integral Municipal, que estará abocado al rescate de la juventud, habrá una oficina donde se tendrá un grupo de profesionales de psicología. Quienes estén aptos en la forma académica lo derivaremos al centro preuniversitario municipal, que esperamos pueda funcionar durante todo el año para preparar jóvenes y que vayan a la universidad. De pronto encontraremos jóvenes que quieran carreras técnicas, a estos lo prepararemos con oficios rápidos como soldadura, panadería, etc. también fomentaremos el deporte y diferentes disciplinas artísticas, para rescatarlos de las garras de la delincuencia. A esto se añade el hecho de iluminar vías en el distrito, en Manantay sus principales calles son oscuras y parques.

Uno de los problemas más tangibles en Manantay es la titularidad de los asentamientos humanos ¿cuál es su posición?

La informalidad de muchos asentamientos humanos responde a una política equivocada de muchas autoridades, no solo en Manantay, sino también en la provincia y región, porque no se delimitaron los espacios para saber qué uso se dará a cada espacio territorial, por eso se producen invasiones de manera desordenada. No se promovió la creación de nuevas urbanizaciones ni se promovió una visión con respecto al crecimiento constante el distrito. En ese sentido tenemos asentamientos humanos con más de 20 años que esperan titularse, el hecho de que la titulación no es potestad de la municipalidad de Manantay, no quiere decir que no podemos apoyarlos. Tenemos planificado abrir y fortalecer una oficina de apoyo a la formalización de la propiedad.

¿Lo sucedido con el candidato para Manantay Jhon Meléndez, descubre mucho más que un problema de tráfico de tierras?

Creo que es el reflejo de la falta de responsabilidad que uno tiene que tener como ciudadano de compromiso. Si uno tiene la visión de querer postular o ser autoridad, al menos, tiene que transitar por un camino correcto a nivel institucional. Jhon Meléndez no creo que sea el único inmerso en ese problema, pero obedece a que no hubo una adecuada política para la formalización de la propiedad hace mucho tiempo en Ucayali, a nivel del propio nivel de gobierno regional y la Dirección de Agricultura, hubo situaciones que siempre fueron cuestionadas, como por ejemplo, en Manantay encuentres a una sola persona como dueña de muchas hectáreas y que luego se auto invade para que negocien los terrenos, es un proceso vicioso y mafioso que espero podamos de alguna manera contribuir a que se corrija.

MARTHA ZACARIAS

Deja un comentario