Pucallpa, entre las ciudades con más casos de leptospirosis

0
83

Ucayali es la cuna del consumo y, por tanto, del despilfarro, y los desperdicios ofrecen a las ratas un escenario para sus correrías. Si se añaden las altas temperaturas, que recalientan las bolsas de basura expuestas durante horas en las avenidas y en cada esquina en las que la gente las arroja sin que les pese la conciencia,  no resulta extraño encontrarlos a cada paso y en las viviendas y establecimientos comerciales.

La presencia de estos roedores en la ciudad ha llegado a extremos preocupantes para la salud pública: invaden los parques, viviendas, vías públicas como avenidas, tiendas y centros comerciales, a tal punto de ubicar a Ucayali entre las cinco regiones a nivel nacional con más casos de leptospirosis, enfermedad transmitida por las ratas, afectando a un total de 178 ucayalinos hasta la fecha.

La pandemia tuvo mucho que ver no solo con la proliferación de roedores en las calles, sino con su actitud desafiante, hasta el punto de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa) lanzaron en 2020 una advertencia sobre su potencial agresividad.

Privadas de los restos de comida de restaurantes, cerrados por el confinamiento al inicio de la pandemia, las ratas emergieron más a la superficie, creando problemas a los dueños de los locales, que tuvieron que reforzar sus medidas de limpieza para seguir funcionando. Esta situación preocupa a los dueños de los establecimientos que deben recurrir a los

La inquietud aumenta por el cambio de clima, siendo más notoria y descarada su presencia cuando la ciudad se inunda a causa de las lluvias; y algunos medios locales no dudan en hablar de la batalla perdida de la ciudad contra las ratas, cuando la región intenta ofrecer su imagen más atractiva para recuperar el pulso y, de paso, el turismo.

NUEVAS AVENIDAS ES ATRACTIVO DE LAS RATAS

La nueva pista que adorna la avenida Bellavista y Manco Cápac, en Callería, lejos de dar un aspecto urbanístico a la zona, se está convirtiendo en atracción para las ratas y gallinazos.

Solo basta dar una vuelta por la avenida en la noche, para darse cuenta en qué condiciones se encuentran, cada esquina es adornada por basura que dejan, en su mayoría los comerciantes, y su principal atractivo: los gallinazos y las ratas, dos animales repudiables por los ciudadanos.

Hace unas semanas, los vecinos de la avenida Manco Cápac habían denunciado que la obra presentaba fallas en cuando a la desembocadura de los desagües, ya que cuando llueve se quedan inundados, debido a que no hay por donde desemboque el agua, y esa humedad atrae principalmente a las ratas, quienes deambulan cada 5 minutos por sus costado.

Sin ir muy lejos, el centro comercial “El Huequito”, es otro sector que alberga cientos de ratas, ya sea por estar lleno de tiendas con almacenes poco salubres o por albergar a decenas de ciudadanos a diario, mismos que arrojan sus desperdicios al suelo y esto termina en los alcantarillados, obstruyendo el pase de las aguas cuando llueve, provocando así la salida por doquier de las ratas de todos los aguajeros. Esta situación se ha convertido en algo “normal” para los comerciantes.

Otro punto que es nido de ratas es la avenida 9 de Diciembre y la calle Padre Aguirrezábal, ambas son zonas por donde abunda el comercio, a simple vista es notorio el mal olor por la venta de pescado y almacenes que se han apostado a vista y paciencia de la autoridad local y funcionarios de salud ambiental, sumado a ello, el alcantarillado se obstruye a cada rato, desbordando toda la podredumbre a la vía pública, junto con una gran plaga de ratas y moscas. 

UCAYALI EN PRIMEROS PUESTOS

Hasta la semana 26 – 2022, el comportamiento de la leptospirosis muestra una tendencia hacia el incremento de casos, superior a los dos últimos años, 2020 y 2021, sin embargo, la mayor proporción de los casos notificados continúan en condición de probables.

En el mismo periodo de análisis (Semana 26 – 2022), 19 departamentos y la provincia Constitucional del Callao, notificaron 3 564 casos de leptospirosis, un incremento de 4,5 veces el número de casos notificados al mismo periodo del año 2021.

El 81,5 % (2 905/3 564) de los casos se concentra en cinco departamentos; Madre de Dios, Loreto, Ucayali, Lambayeque y Tumbes; los dos primeros departamentos concentran el 68,0% del total de casos notificados.

En los últimos años, los casos notificados de leptospirosis han ido en aumento teniendo un brote simultáneo con dengue a fines del año 2016 e inicios del 2017. El mayor número de fallecidos ocurrieron en los años 2014 y 2015 siendo la media aritmética del último quinquenio (2017-2021) de 2 fallecidos.

En la región Ucayali, hasta la semana 24-2022, se han notificado al sistema de vigilancia 257 casos de Leptospirosis, de los cuales 141 casos son confirmados, 17 casos son probables y 99 casos descartados. Hasta el momento no hay ningún fallecido.

Solo el 84.21% del total de distritos han notificado casos confirmados y probables (158), siendo solo Nueva Requena, el de mayor incidencia acumulada. La enfermedad predomina más en las etapas de vida joven y adulto (72%), principalmente en el sexo femenino (54%).

El distrito de Callería hasta la semana 24 ha acumulado 64 (36.06%) casos, siendo el distrito con más casos a nivel regional, después le sigue Yarinacocha con 40 (65.82%) casos, Manantay con 13 (74.05%), seguido de Irazola (7), Campoverde (6), Padre Abad (6), Nueva Requena (4), Raimondi (3), Tahuanía (3), Curimaná (3), Masisea (2), Neshuya (2) y Purús (2). En menor proporción se encuentran los distritos de Iparía (1), Sepahua (1) y Von Humboldt (1).

MAL MANEJO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS

Según el titular de la Dirección Regional de Salud Ambiental (Desa), Javier Cruz Marcelo, la presencia de roedores en un determinado lugar es consecuencia de un mal manejo de los residuos sólidos, es decir la “basura”.

Por ello, recomendó a la población que para evitar la presencia de ratas recojan y eliminen los deshechos de forma diaria y en un lugar seguro. Además se debe mantener la vivienda limpia y segura, para no permitir el ingreso de estos roedores, limpiar dentro y fuera del hogar, no dejar la comida a la intemperie durante la noche, ya que los roedores llegan a las viviendas por la necesidad de alimento.

Además, alertó que las ratas y ratones, desde el punto de vista de la salud pública, constituyen un factor de riesgo debido a las enfermedades que pueden transmitir al hombre, ya sea directamente o a través de sus ectoparásitos como las pulgas.

“Estos roedores domésticos son el reservorio de agentes causantes, entre otras enfermedades, de la peste bubónica y leptospirosis. En el caso de la leptospirosis, las ratas son el principal reservorio de la bacteria, por tanto, los animales que la transmiten con mayor frecuencia al hombre», afirmó.

Las ratas, ya sea a través de sus patas o heces, desempeñan un papel en la transmisión de otras enfermedades de menor impacto como la salmonelosis, una enfermedad diarreica aguda que pasa al hombre a través del alimento contaminado.

Señaló que entre las especies más comunes en nuestro medio se encuentran el Rattus rattus (rata negra de alcantarilla) y Mus musculus (ratón casero, pequeño y de color marrón).

Las ratas poseen una gran capacidad reproductiva, entre cuatro y siete partos al año, de los cuales nacen entre 5 y 12 crías en cada camada.

El especialista exhortó a las personas a mantenerse alertas con la presencia de ratas en el hogar, ya que “los roedores son animales de colonia y, por lo general, si observamos uno significa que existen más en la casa o en los alrededores”.

Aconsejó que para la eliminación de las ratas es indispensable combinar el control físico con la aplicación de un plaguicida, en este caso llamado rodenticida, bajo un protocolo de control de roedores que debe ser orientado por el personal de salud.

Así que la recuperación del turismo tiene sus inconvenientes. Mientras el alcalde de Coronel Portillo reitera una y otra vez que a diario el personal de servicios públicos limpia la ciudad, los ciudadanos no esperan el pase de los vehículos recolectores; cada día incrementan los botaderos informales y con ello, ratas, moscas y gallinazos pululan, opacando el atractivo de la “Tierra Colorada” y enfermando a sus vecinos.

GABRIELA SÁNCHEZ

Deja un comentario