“Buscamos mejorar la calidad de vida de los productores acuícolas”

0
72

El Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura (PNIPA) entregó el Premio Innovadores del Bicentenario en Pesca y Acuicultura a 10 ganadores en cinco categorías, esto tras celebrarse 200 años de Independencia en el Perú. Entre las categorías resalta la de Innovación social e inclusiva. Uno de los ganadores es La Asociación de Productores Agropecuarios y Acuícolas de Listra, quienes promovieron el fortalecimiento de competencias técnico-productivas para impulsar buenas prácticas en la cadena de valor de gamitana, paco y boquichico con inclusión de género y enfoque ambiental.
Geidy Yecenia Jiménez Yoplac, brindó de manera exclusiva, a este diario, los detalles del proyecto.
¿En qué consiste el proyecto?
Básicamente el proyecto consistió en realizar talleres de capacitación y asistencia técnica a cuarenta productores acuícolas awajun.
¿Cómo medían sus resultados?
Se brindó un examen antes de iniciar y al finalizar el proyecto. El 100% tuvo resultados satisfactorios.

VER TAMBIÉN: Brasil comienza con los entierros nocturnos


¿Desde hace cuánto tiempo vienen desarrollando el proyecto?
Empezamos en el mes de febrero del 2020. Realizamos ocho talleres, tanto teóricos como prácticos, uno en cada mes.
¿Cuál es el objetivo del proyecto?
Básicamente, el proyecto está enfocado en fortalecer las capacidades de productores de la Asociación de Productores Agropecuarios y Acuícolas del centro poblado de Listra, en Bagua, región Amazonas.
A largo plazo buscamos poder mejorar la calidad de vida de los miembros de la asociación al elevar los ingresos económicos por familia y así reducir niveles de desnutrición crónica infantil.

VER TAMBIÉN: Incendio en almacén calcinó tres camiones

¿Qué limitaciones encontraron en el desarrollo de su proyecto?
Una de las principales dificultades fueron la distancia y los factores climáticos. Todo el equipo tenía que viajar a través del río Marañón por un promedio de 2.5 horas para realizar talleres y asistencias técnicas en la Comunidad Nativa de Listra. En ocasiones, las crecidas del rio retardaban las visitas a la asociación, ya que, era temerario decidirse navegar aun sabiendo de a la existencia de tres pongos peligrosos en la ruta.


¿Qué es lo que más recuerdas de la experiencia que te dejó el proyecto?
Como anécdota recuerdo que, al llegar a la comunidad nativa en un peque peque o también conocido como bote, teníamos que caminar 20 minutos más para llegar a las viviendas. Recuerdo que los niños nos esperaban en el puerto, ellos tienen la costumbre de ayudarte siempre. Cuando nos bañábamos en los ríos, me subía a una madera y los niños me jalaban, era divertido estar ahí.


TATIANA ZACARIAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí