Emprendedor de Campoverde exige la recuperación de su terreno

0
87

El representante legal del ciudadano Juan José Janto Amasifuen, posesionario de la parcela N° 09 del caserío Nuevo San Pedro, ubicado en el kilómetro 47 de la carretera Federico Basadre, distrito de Campoverde, rechazó el accionar de los exdirigentes del caserío, que indujeron al error a cientos de familias para invadir su terreno.
En la parcela N° 9, en el año 2012 se construyó una fábrica de procesamiento de sacha inchi, aceite de palmiste y otros, producidos por las comunidades nativas de Atalaya. Esto gracias al apoyo de una ONG Alemana y el visto bueno de las autoridades de la Dirección Regional de Agricultura de Ucayali, de ese entonces.
En aquella época, la parcela era considerada zona agrícola en producción hasta el año 2015. Fecha en la que – según el abogado de Janto Amasifuen-, los dirigentes del caserío San Pedro promovieron la invasión violenta de la parcela pese a existir allí una fábrica y generar trabajo a los moradores, “todo habría sido con fines de tráfico de tierras”.
Entonces, cientos de personas ingresaron y hasta hoy permanecen en el lugar; muchos revendieron los lotes.

VER TAMBIÉN: Manantay: Caen barristas con chuchillo en mano

Desde ese año, el posesionario señala que su familiar, Geraldo Cachique Paima, titular de la parcela, le otorgó el terreno y en su defensa, y para recuperar su terreno emprendió acciones legales contra el dirigente de la invasión.
Desde el 2015, la fábrica que antes operaba paralizó hasta hoy. A la par fueron denunciados los exagentes municipales: Alfonso Pacaya Pérez, Jairo Yhuaraqui Yurarima y Mariela Cashú Tananta, por los delitos de usurpación y daño agravado. Las acciones buscan la recuperación del predio a favor del posesionario y que la fábrica vuelva a operar.
Hasta que en este año proceso seguido por la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Campoverde en el primer Juzgado Unipersonal Penal de Coronel Portillo, tuvo un fallo contra los exagentes municipales, que fueron condenados a cinco años de pena privativa de la libertad efectiva. La sentencia fue consentida el 30 de junio de 2021.

VER TAMBIÉN: Buscan a menor de 16 años

TRAFICANTES

El abogado del posesionario señala que la condena aunque lamentable, es justa; y añade que en la zona persiste el tráfico de tierras, pese a que Alfonso Pacaya Pérez y Jairo Yhuaraqui Yurarima, están recluidos en el penal de Pucallpa por ese delito. Mientras que Mariela Cashú Tananta, estaría prófuga de la justicia.
El abogado advierte que los familiares de los delincuentes quieren persistir con la invasión, por eso exhortó a los que viven en el lugar ajeno no se dejen sorprender con esas personas que los inducen al error e incluso buscan abogados, que –según el asesor- les mienten solo para sacarles dinero. Reitera que el fallo no hubo irregularidades.
Finalmente, el defensor de Janto Amasifuen, también lamentó que en este litigio haya habido autoridades de la Municipalidad Distrital de Campoverde que operaron de forma irregular con los invasores e incluso se les entregó certificados de posesión para que Electro Ucayali les dé energía eléctrica. Pero este último proceso fue detenido. El asesor legal sostiene que la meta es que la fábrica vuelva a funcionar y se recupere la propiedad invadida. Sobre este objetivo comenta que se reunieron con las autoridades de la actual gestión de la Dirección Regional de Agricultura y del Gobierno Regional de Ucayali. Sobre las personas estafadas analizan darles algún apoyo pero que deben retirarse del terreno que no les pertenece.

ALI RODRIGUEZ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí