Nuevas víctimas de infidelidad se suman al sindicato de cachudos

0
1034

Más de treinta nuevos engañados se sumaron al Sindicato de Cachudos, al finalizar las inscripciones que se realizaron el último domingo en su local de la esquina de los jirones Pachitea y Guillermo Sisley, barrio conocido como “La Base de los Cachudos”. Los únicos requisitos fueron presentar dos fotos tamaños carnet y evidencias del engaño, como fotos, screenshots, entre otros.

El Sindicato de Cachudos de Pucallpa se creó el año 1986, desde entonces aproximadamente 7500 personas se sumaron al grupo de traicionados desde sus inicios. Los últimos inscritos engrosarán la lista de los 230 socios activos.

VER TAMBIÉN: Muere al caer con su auto a barranco

Este gremio se ha hecho muy conocido a nivel nacional e internacional, pues los últimos años se ha incrementado su popularidad y están presente en cualquier actividad social que se realice en la ciudad.

Ellos buscan mostrar a la población que el cuerno no se debe tomar como algo extremo, sino que sea un aprendizaje, apoyando a los nuevos cachudos a superar la etapa de dolor por el engaño, dándoles charlas y contando sus experiencias como una anécdota más de la vida.

“El engaño de tu pareja es un proceso donde lloras, sufres, finalmente lo aceptas y entiendes que es parte de la vida y lo tomas del lado amable”, expresó Katy Ríos, secretaria general del Sindicato de Cachudos.

VER TAMBIÉN: Iba a vender celular robado a su propio dueño y fue capturado

Los miembros de la asociación indican que una de las intenciones del sindicato, es que las personas engañadas acepten la traición de manera pacífica y los exhortan a no cometer actos de violencia o suicidio.

Expresan estar en contra de la violencia familiar, del maltrato a la mujer, al hombre o a los niños; y que son un grupo que lucha contra la desigualdad y el feminicidio. Por esta razón tienen el siguiente lema: “Soy cachudo, vivo en paz y respeto a mi prójimo”.  

El sindicato espera que la población deje de comportase de manera machista o feminista ante los engaños. Indican que al contrario de burlas se debe brindar apoyo moral y anímico a los engañados pues manifiestan que la traición es un acto que se da mucho en la sociedad y que la mayoría de personas ya han tenido este tipo de experiencias.

Entienden que es difícil aceptar un engaño por miedo a ser juzgados por la familia o sociedad, pero afirman que es mejor aceptar la traición y tener apoyo para poder sobrellevar el proceso hasta asimilar y comprender que fue parte de las experiencias y que la vida continua.

ANGÉLICA DOLCI

Deja un comentario