Universitario pide que detengan a ‘ronderos’ que lo atacaron

0
288

Cristopher Sapillado, su pareja Lárice Rojas y su hija de casi dos años, descansaban en su vivienda la noche del último viernes, cuando más de cinco personas que decían ser parte de las rondas campesinas irrumpieron a punta de disparos para golpearlo y hacer tocamientos indebidos a su conviviente, ya que se negaron a pagar cupos por su terreno del asentamiento humano Villa Selva. “Merecen estar presos”, menciona.
Desde hace tres días antes del ataque, la pareja recibió amenazas por mostrar su inconformidad con el pago del dinero. Luego de que estas amenazas se convirtieron en hechos fueron a denunciar las agresiones en la comisaría de Yarinacocha.
Allí el joven padre y universitario con sangre seca en el rostro y torso, consolaba a su pareja, quien lloraba angustiosamente no solo por el dolor de sus heridas, sino por el miedo que sentía. Pensaba que esa noche iba a morir delante de su pequeña.
Después de esperar casi una hora, las víctimas fueron llevadas a la División de Investigación Criminal (DIVINCRI) donde sólo escribieron una ocurrencia policial, que recién fue subida al sistema al día siguiente por recomendación de David Bazán, abogado de la Defensoría del Pueblo de Ucayali.

VER TAMBIÉN: Solicitan a las autoridades garantizar atención en salud mental


“Con más calma ven el lunes”, “los fiscales y médicos legistas no trabajan fines de semana”, “si te tomamos las declaraciones no va a servir de nada, porque recién el lunes se harán las diligencias”, fueron las respuestas que le dieron a la pareja en la DIVINCRI el último sábado, según comentaron en una conversación con Ímpetu.
“Nos pidieron que regresemos el lunes, que ese día íbamos a pasar por el médico legista, tres días después prácticamente, cuando nuestras heridas y estén sanando. Lo constatarán como leves, no como realmente fueron en su momento”, comentó Rojas.
Por su parte el comisionado de la Defensoría, señaló que cuando preguntó al jefe encargado de Medicina Legal por qué no hay atención, este le respondió que era porque no había luz desde la tarde del viernes 20.

VER TAMBIÉN: Mikel Culqui: “Quieren ganarse un espacio en la política con el esfuerzo de otros”


“Dijo que volaron los fusiles de su caja. Hasta nuestra llamada no se compraron unos nuevos y recién el lunes iban a atender (…) Ante ello se le recomendó que coordine de la manera más rápida y oportuna para que brinde atención a los agraviados”, prosiguió Bazán.
Hasta la redacción de este informe, la policía llegó al lugar de los hechos (un asentamiento humano a la altura del kilómetro 9 de la carretera Federico Basadre) para constatar lo denunciado por las víctimas. En la vivienda de la pareja se encontró casquillos de bala y de escopeta (según versiones), asimismo, una representante del Centro de Emergencia Mujer brindará asesoría a Rojas, que también pasó por consulta psicológica. La Defensoría seguirá pendiente del caso y ambos agraviados pasaron por el médico legista el lunes.


MARTHA ZACARIAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí