Anemia y desnutrición severa aqueja a 6 de cada 10 niños ucayalinos

0
21

Blanquita es una pequeña de 1 año y 3 meses, se encuentra hospitalizada en el servicio de Pediatría del Hospital Regional de Pucallpa, con diagnóstico desnutrición y anemia severa, proviene del distrito de Iparía. Este indicador posiciona a Ucayali en la segunda región a nivel nacional con mayor índice de anemia infantil (57,4%), primero está Puno (69,4%), de acuerdo a las cifras oficiales de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar – ENDES del 2020.

VER TAMBIÉN: Conductor es arrollado por su propio auto luego de olvidar poner el freno

Pero hay más, el 24 de noviembre pasado, en Valle de Los Lirios, localidad de San Pablo de Tushmo, la pequeña Andrea de 11 meses de nacida, la última de 8 hermanos, fue atendida por la Municipalidad de Yarinacocha, cuando la desnutrición crónica había menoscabado su organismo. Pese a los esfuerzos y hospitalización, la bebé de la familia Gómez Sánchez, falleció.

La pandemia redujo las atenciones médicas de control de la anemia en todos los hospitales y centros de salud de la región Ucayali. Esta es la situación de los distritos de Yurúa (51,1%), Purús (40,1%), Iparía (35%) y Masisea (30,9%), quienes mantienen la prevalencia más alta de desnutrición crónica y anemia hasta julio del 2021.

Todas mantienen una similitud, que son zonas rurales con un sistema de salud precario, donde apenas el 18% de la población goza de este servicio básico. Además, las distancias dificultan que los niños accedan al sulfato ferroso para reducir la deficiencia de hierro.

INCREMENTO

La anemia y desnutrición en niños menores de tres años se incrementó de 53.4% en el 2019  a  57.4% de cada 10 niños, 6 niños están anémicos en Ucayali, sin embargo el presupuesto disminuye de 76 millones en el 2019 a 68 millones de soles al 2020, según el MEF 2021.

VER TAMBIÉN: Conoce al niño que se convirtió en el mejor vendedor de paltas | VIDEO

La anemia es un indicador de desnutrición y mala salud que afecta particularmente a los niños y embarazadas causándoles fatiga, debilidad, mareos. También puede repercutir en el retraso del crecimiento, peso bajo al nacer, sobrepeso u obesidad en la niñez debido a la falta de energía, rendimiento escolar deficiente y reducción de la productividad laboral en los adultos. Las dificultades de acceso y deficiencias en los puestos de salud en zonas rurales, así como las restricciones propias de la pandemia, han reducido las atenciones médicas de control de esta enfermedad en dichas poblaciones.

La ENDES 2020 indica que la anemia en niños menores de entre 6 meses y 3 años alcanza el 40 % en todo el país. Aunque ello significa una ligera disminución en 0,1 puntos porcentuales a diferencia del 2019, en las regiones amazónicas de Madre de Dios, San Martín y Ucayali la anemia se incrementó durante el último año de pandemia. Eso es lo que ocurrió en los distritos de Yurúa, Purús, Iparía y Masisea.

“Durante la pandemia no había atenciones, recién en octubre del año pasado retomamos el trabajo, desde ese momento se ha tratado de permanecer con las atenciones, tanto de vacunación como tamizaje de anemia. Actualmente nos vamos recuperando, a paso lento porque la brecha es amplia”, declara a Diario Ímpetu la coordinadora del Programa de la Lucha Contra la Anemia de la Red Asistencial EsSalud Ucayali, Alina Flores Saldaña.

Flores define a la anemia como una enfermedad silenciosa que causa daños a nivel inmunológico en los niños, lo que les impide tener un buen desarrollo. “Cuando la anemia es severa, ya conlleva a una desnutrición crónica y salir de este cuadro es más difícil, inclusive se puede convertir en mortal. Lo positivo es que los que tenemos son casos leves, sobretodo en menores de 3 años, donde estamos reforzando más el tratamiento”, acotó.

DIRESA

Por su parte, Anthony Pinedo, coordinador regional del Programa de la Lucha Contra la Anemia de la Dirección Regional de Salud Ucayali (Diresa), dijo que “La anemia y desnutrición severa es prioridad para el sector Salud. El porcentaje está bajando porque están destinando mayor presupuesto y recursos para combatir esta enfermedad”, señaló. Está a la espera del segundo informe del año hecho por ENDES, que se publicará en enero del 2022, espera resultados positivos.

VER TAMBIÉN: Asesina a su familia y luego se suicida

CAMPAÑA CONTRA LA ANEMIA

Evaluación médica a niños, adolescentes y gestantes, así como sesiones educativas y demostrativas a cargo de especialistas de EsSalud Ucayali, son parte de la campaña de descarte de anemia que realiza esta red asistencial.

La licenciada Alina Flores Saldaña, explicó que esta campaña se desarrolla desde el jueves 2 hasta hoy sábado 4 de diciembre en todos los establecimientos de la Red Asistencial Ucayali, de 8:00 a.m. a 12.00 p.m.

“Estamos haciendo una campaña, no solo para los niños menores de 5 años, sino también a adolescentes y mujeres gestantes. Educar a la gestante a que tiene que seguir sus controles, llevar una buena alimentación, es una prioridad, así como dar consejería a las mamás a través de teleconsultas para no descuidar la alimentación de sus hijos”, indicó.

“A diario atendemos de 50 a 60 niños, de las cuales unos 20 resultan con anemia leve, la prevalencia de edad en anemia son menores de un año de nacido; en gestantes atendemos un promedio de 15 a 20 al día, pero son pocas las que presentan anemia, así como los adolescentes, de 10 unos 5 tendrán la enfermedad. Todos los casos son leves”, acotó.

CONCIENTIZAR A LAS MADRES DE FAMILIA

Mientras que la Diresa Ucayali, a través del coordinador regional Anthony Pinedo, señala que “para disminuir la anemia, se debe tener un tratamiento sin interrupción de seis meses, ahí recién se puede decir que el niño se ha recuperado, sin embargo, muchos abandonan el tratamiento al tercer o cuarto mes, ahí se pierde todo el avance. Este es el factor principal por el que la Diresa está articulando esfuerzos para hacer que no abandonen el tratamiento”.

Asimismo, dijo que de 50 niños, 20 resultan con anemia en Ucayali, todos los casos son en su mayoría leves. “Más afecta en niños de 4, 5 y 6 meses de nacido, en esta edad necesitan mayor hierro, porque la alimentación no compensa lo que todo el cuerpo pide, por eso se le da el suplemento”, añade.

Además, dijo que una de las principales dificultades para combatir la anemia y desnutrición es la expansión geográfica de la región, ya que los niños están naciendo a un número acelerado.

“Nuestro mayor reto es la expansión de la ciudad y crecimiento poblacional, se nos va de las manos. A diario nacen cientos de niños en todas partes de la región, muchos no son atendidos a tiempo porque las mamás los traen cuando están graves, es una gran brecha que enfrentamos”, señaló Anthony Pinedo.

REFUERZAN PLAN SECTORIAL

La Municipalidad Provincial de Coronel Portillo se ha comprometido a proteger la nutrición infantil, reducir la anemia y la desnutrición crónica infantil. En ese sentido, la Gerencia de Desarrollo Social viene realizando el monitoreo respectivo a fin de que se logren los objetivos.

“Ante la importancia de mejorar los sistemas de cuidado de la salud prenatal para disminuir el índice de anemia en niños menores de 5 años, se viene reforzando el Plan sectorial para la prevención y reducción de anemia materno infantil y desnutrición crónica infantil desde este año hasta el 2024, por lo que continuamos promoviendo estrategias alineadas al Plan Nacional de Lucha Contra la Anemia, suplementación con hierro a niños, gestantes y adolescentes, la consejería nutricional a madres, el desarrollo de alimentos fortificados, desparasitación, entre otras acciones que tienen como meta reducir la anemia”, señala Miguel Romero, titular de esta gerencia.

Deja un comentario