Un agente del INPE fue internado de gravedad en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional de Pucallpa, luego que un sujeto que descendió de una moto blanca sin placa le disparó seis veces de los cuales solo tres fueron hacia su humanidad, en la jurisdicción de Yarinacocha, la noche del viernes.
EL ATENTADO Diez de la noche del viernes y Jorge Walter Chávez Ramírez, servidor de seguridad del establecimiento penitenciario de Pucallpa INPE, acude a la puerta para abrirle a quien estaba tocando a su vivienda. De pronto advierte que el sujeto con el rostro descubierto extrae un arma y da vuelta como para correr buscando ponerse a salvo, pero el sicario le dispara hasta seis veces, de los cuales tres le dan por la espalda y luego el sicario corre hacia la moto blanca en donde otro sujeto desconocido lo aborda y huyen de la escena. Con la celeridad que exigía en cuadro crítico por la abundante sangre que perdía, Walter Chávez fue trasladado de suma urgencia hacia el Hospital Regional de Pucallpa, en donde lo internan en la Unidad de Cuidados Intensivos. Se supo que uno de las balas está alojada en el pulmón derecho, el segundo disparo le afectó el colón y el tercer disparo afectó el vaso. Su estado es sumamente grave. En la vivienda de Walter Chávez, ubicada en la parte posterior de la Institución Educativa Jorge Coquis Herrera, existe un desconcierto por saber cómo, quién y porqué intentaron asesinarlo.
SOLIDARIDAD Sus amistades y compañeros de trabajo viven el momento con mucha angustia y a través de las redes sociales han solicitado donantes de sangre para recuperar y estabilizar al agente INPE que la madrugada del domingo había ingresado en estado de coma. Todos temen por su vida. En los momentos difí ciles lo único que importa a los amigos es recuperar y sacar del estado de coma a su compañero y que la policía realice su trabajo y pueda dar con el responsable de este atentado.

Comentarios