Pueblos originarios, excluidos de su propia tierra

0
55

‘De grande quiero ser ingeniero’, es el sueño de José Luis, un niño de nueve años que habla shipibo solo en clase y que debe enfrentarse a una sociedad que lo discrimina. Aun así no se avergüenza de su lengua materna.

Los shipibos tienen un aporte muy importante en la Amazonía peruana. Estuvieron en estas tierras antes de que llegaran los mestizos. Sin embargo, fueron relegados, y con ellos su cultura, su idioma, sus apellidos. Todo lo que representa el origen de nuestra identidad, se está perdiendo, advierten.

En la escuela Aplicación Bilingüe Intercultural de Yarinacocha, contra todo pronóstico, luchan los maestros para que no muera la diversidad cultural y lingüística en las aulas. Y sus alumnos son la esperanza del mañana. 

En nuestra Amazonía peruana, la mayoría habla una lengua materna originaria. Sin embargo, no existe el derecho a una Educación Intercultural Bilingüe (EIB) en la que puedan aprender a leer y escribir en su propia lengua, solo en castellano, que es la segunda lengua de comunicación nacional.

En el caso de las universidades interculturales, nace desde la propuesta inclusiva desde el Estado a solicitud de los pueblos indígenas. Sin embargo, el acompañamiento y el tratamiento hacia los pueblos indígenas, en la práctica no se da, refiere el profesor Gilmer Soria Gonzales. 

Las políticas de tratamiento excluyen hacia los jóvenes procedentes de contextos bilingües, una educación eminentemente “castellanizadora”. Aun no existe una estrategia de trabajo con enfoque intercultural orientada al tratamiento de pueblos indígenas en el contexto universitario, refiere este maestro.

Mientras otros profesionales emprenden para subsistir, como Marcos Terrones, junto a su esposa han encontrado la esquina del jirón Independencia con Tacna, un lugar para confeccionar y vender sus artesanías. Siempre recuerda que durante el colegio él se sentía discriminado.

Dayana Karolai Urquía Mori de 21 años, es una joven artesana originaria del pueblo Shipibo, que ha creado su emprendimiento desde la pandemia, con el cual se sustenta para costear sus estudios universitarios. Ante la necesidad de cada gobierno de turno olvidarse de los pueblos originarios, sobre todo en educación.

Las consecuencias serán cada vez peor, si no se comienza a trabajar más en la educación intercultural bilingüe, como llegar a perder nuestra lengua e identidad cultural.

Deja un comentario