Local

Transmitieron programa televisivo sobre sexualidad y demás valores:

Un grupo de profesores se unieron para preparar programas televisivos que fomenten valores y traten problemas coyunturales que vienen distorsionando la formación de la familia y de sectores poblacionales como la juventud. Con el aporte de profesionales y estudiantes de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, de Huánuco; la Universidad Nacional de la Selva (Unas), de Tingo María y la Universidad Nacional de Ucayali (UNU), editaron un programa que trata sobre estos problemas, que fue transmitido el último fin de semana en dos canales de nuestra ciudad. La producción fue fomentada por docentes que están en inactividad y se trasladan a hospitales, universidades, centros educativos y otras entidades para vender folletos sobre los mismos temas, con los cuales autofinanciaron la producción televisiva.

Uno de esos docentes, Alex Manginuri Ribeyro, detalló que entre los temas tratados se cuentan asuntos sobre prevención de la sexualidad, con el objetivo de reducir el alto índice de embarazos que se presentan en los centros educativos, donde las niñas inician su vida sexual desde los 11 años de edad, indicó. “A veces este tema de sexualidad es un mito o algo guardado bajo el colchón, no quizá por la ignorancia del tema sino por vergüenza, ya que muchos padres no tienen la capacidad de hablar con sus hijos sobre estos delicados asuntos”, mencionó.

“Cuando hablamos del sexo propiamente dicho, estamos hablando del coito o la relación sexual, pero si hablamos de sexualidad, es un tema que indica la prevención, antes, durante y después”, subrayó el docente. Otro asunto que tocaron fue la pérdida de valores de manera sistemática por el exceso del uso del celular, así como la adicción a las redes sociales tanto de padres como de hijos, que ocasiona que se corte el diálogo, que es el pilar de la función familiar, subrayó. Igualmente el programa abordó el problema del feminicidio, consecuencia del extremado machismo que se forma en las familias peruanas, procurando enseñar a las mujeres a empoderarse a sí mismas y adquirir sus propios valores e identidad.

“Lo que hacemos con estos temas es decirles empodérense en sus lugares, mujercitas, porque la única diferencia que tenemos entre el varón y la mujer es el género, el resto hay que probarnos, porque el varón puede tener masa muscular pero a veces no tiene cerebro”, enfatizó Manginuri. Asimismo, abordaron la problemática de la comida chatarra de se expende en las escuelas y causan mucho daño, especialmente a los niños cuando consumen productos elaborados con plásticos.

1
Hola, para cualquier consulta, no dudes en escribirnos.
Powered by
Diario Impetu

FREE
VIEW